Preguntas para los creadores

¿Por qué elegisteis a Van Gogh? ¿Cuál es vuestra impresión general del artista?
A.M.: Van Gogh es un pintor expresionista. No busca mostrar el mundo tal como es, sino expresarlo. Esta característica se puede ver en muchas de sus pinturas, en las que no duda en llegar a distorsionar ciertos rasgos. Queríamos resaltar los detalles de sus lienzos, como La noche estrellada, magnificada por una división precisa del cuadro, acentuando sus movimientos y el aislamiento de sus estrellas. También quisimos resaltar la perspectiva aislando, por ejemplo, cada elemento de su Dormitorio en Arles. El resultado se convierte en una fascinante ficción que irrumpe en la superficie de proyección.

 

¿Por qué centrarse en el período de 1888-1890?
A.M.: Porque fue en la Provenza donde finalmente abrazó el sol y permitió que iluminara sus interpretaciones de la naturaleza, los retratos e incluso las naturalezas muertas. Su paleta de colores explosiona, sus trazos se vuelven vigorosos y su composición audaz. Desde esta perspectiva, el período Auvers-sur-Oise puede verse como una continuación, abriendo el camino hacia la modernidad y los inicios de la abstracción contemporánea.

 

¿Veremos su conjunto completo de obras de este periodo? Si no es así, ¿cómo se hizo la selección?
A.M.: No estamos seguros de conocerlas todas… ¡hay tantas! Hemos hecho una selección que representa lo que queríamos mostrar de su obra. Imagine Van Gogh es un viaje, es el camino del pintor, desde la Provenza hasta esa parte de París conocida como Auvers-sur-Oise. Es un paralelismo con el viaje de cada visitante, que encuentra su apoteosis en esta exposición.

 

¿Por qué habéis incorporado música?
A.M.: La música facilita la conexión entre el espectador y la imagen. Los envuelve, lo que les permite sumergirse más fácilmente en la exposición. A través del ritmo, se añade una impronta sonora a la narración visual y se refuerza el contexto emocional.

 

¿En qué criterios se basó la selección musical?
J.B.:Ciertas elecciones estuvieron guiadas por su contemporaneidad con el artista, como las obras de Camille Saint-Saëns. Otras se basan en la emoción, en la interpretación solista de un instrumento, como la suite de violonchelo de Bach.

 

¿Se habla de una «exhibición cultural inmersiva» y de «múltiples proyecciones de video». ¿Qué está sucediendo exactamente desde un punto de vista técnico?
J.B : Imagine Van Gogh utiliza técnicas avanzadas de multiproyección y audio envolvente, lo que permite al espectador sumergirse profundamente en el corazón de las obras de Van Gogh. 52 proyectores de video de alta definición iluminan veinte pantallas, revelando la arquitectura distribuida en el espacio inmersivo. De esta forma, el espectador puede deambular entre las imágenes y descubrir nuevas lecturas de las creaciones del pintor, gracias a la originalidad de su presentación. La música de grandes compositores, como Saint-Saëns, Mozart, Bach y Satie, refuerza la experiencia inmersiva y amplifica diez veces el impacto emocional de las imágenes.

 

¿Qué recursos requiere este concepto?
J.B.: Para una instalación de esta envergadura, la suma de las superficies de proyección es enorme. Técnicamente, es necesario
garantizar la sincronización de la música multicanal con los 55 proyectores de vídeo que gestionan contenidos en alta definición.
Los servidores multimedia están equipados con la última tecnología en cuanto a procesadores, discos duros y, por supuesto, tarjetas gráficas.

Please select your city to buy tickets:

This site is registered on wpml.org as a development site.